lunes, julio 28, 2008

Verguenza ajena

Nunca entendí en que parte de la Universidad los médicos vamos perdiendo la humanidad para creernos Dioses y permitirnos pensar que todos los que nos rodean son tontos...por favor más respeto para los tontos!!!

El viernes pasado ayudando a embalar a un pariente cubano que luego de salir por primera vez de Cuba, volvía llevando un millón y medio de equipajes, sentí en un momento que algo en mi espalda se rompía...fue ardor, dolor y calambre al mismo tiempo...desde entonces el dolor es insoportable y se ha irradiado a mi brazo al extremo de perder la fuerza muscular.

Fiel a mi estilo, me automediqué...pero al ver ayer que la cosa seguía tuve la mala idea de dejarme convencer e ir al Cuerpo de Guardia de un conocida clínica de Capital.

Yo se lo que es estar de guardia...y se lo que es estar del otro lado...así que suelo ser muy humilde e ir como una paciente más...la verdad que llegar prepoteando que soy médica es una falta de respeto a mis colegas.

Luego de pagar con mi Obra Social (OSDE 310)... me atendió un Dr. a quien yo le preguntaría sí cree que todas las personas que atiende son neuróticas y analfabetas... y ahora pido respeto por las neuróticas y analfabetas...todas somos personas....
Bien...este Dr. hizo que me sintiera muy humillada...comencé a contarle algo a lo que no prestó atención...para venir como autómata a poner un dedo sobre mi espalda, por encima no solo de mi remera, sino tambien por encima del saco y decirme, no es nada, es contractura...es tensión...¿no lo ve?...le mandaré una radiografía para demostrarselo..vaya con la orden para que lo autoricen (vaya y pague otra vez)....quedé perpleja con "el mano santa"...como pudo diagnosticar tan fácil!!!
Aun en esas condiciones tuve ganas de explotar, pero callé...hice lo que me pidió...él es el Dr. y yo su humilde paciente...para luego volver con el Rx, donde el Dr. trató de mostrarme no se qué desviación de una de mis vertebras cervicales...cosa que no existe...ni osteofitos marginales tengo!!!

Dios mío...que locura...sepan que no estoy contracturada ni tensa...sepan que levanté 60 kgs en frío...poner el dedito así para diagnosticar es una falta de respeto a mis 12 años de graduada, a mí amor incondicionado a la profesión...a mi respeto a los pacientes...a cualquier ser humano.
Me hubiera quedado tranquila si al menos hubiera levantado mi remera para inspeccionar el area dolorida en busca de equimosis o hematomas...o hubiera palpado adecuadamente...o explorara que movimientos del brazo tengo afectados...o no hubiera medicado lo mismo que yo le dije que ya estaba tomando....pero como era de esperar me dijo la frase celebre, "sí le sigue doliendo vaya por consultorios externos".
Hoy sentí verguenza ajena...el Dr. nunca vió una persona frente a él...yo fui un número...una Obra Social...una pared.

martes, febrero 19, 2008

Circo Nacional de Cambio de Domicilio.


Como tantas cosas en mi vida que van quedando en el tintero sin que yo misma sepa por que lo hago, fui postergando aquellos trámites que implicaban demasiada burocracia, por más necesarios que fueran.

Llevo más tres años viviendo en Capital Federal y aun en mi documento figuraba la dirección de Lobos, y no sé por que extraña obsesión desde fin del año pasado se me metió en la cabeza la idea, de que era el momento del cambio.

En octubre pasado una mañana salí dispuesta a efectuar dicho trámite. Llegué al registro civil de mi zona y había tanta, pero tanta gente, que no la brincaba ni un chivo. Al llegar al fin al Sr. que daba los turnos, este me dijo, que lo dejara para otro día y agarró una esquina de un papel y hizo un garabato, que dijo era su firma y supuestamente sin anotar nada me dió turno dentro de quince días. Yo no lo podía creer. Volví a casa con la firme idea de que me tomaron el pelo. Tiré dicho papeluchito y me dije para adentro: "esta bien, otro dia vuelvo"....y volví al mes, pero esta vez la cola era el doble y en la puerta el mismo tipo...ah, no!, esta vez me fui antes de que matara a este tipo, sí me hacía la misma gracia!

Entonces el viernes pasado, salí otra vez dispuesta. En la puerta una mujer. Mi turno el 58. Esperé con paciencia de 9 de la mañana a 12:30 y que pasó, pues al sentarme para efectuar el trámite, con cara de lástima la señora que me atiende me dice, que en mi caso, por ser extranjera, el cambio de domicilio se hace solamente en el Registro Nacional de las Personas. Ah, no!!! Por poco ahí mismito me da un patatun!!!

Salgo ayer para dicho lugar y para hacerla corta, llegué a las 10:05 hs y no me atienden porque solo dan turno de 06:00 hs hasta 10:00 hs. Un solo vistazo me alcanzó para ver miles de personas apretujadas adentro en los salones de espera con cara de angustia y desconsuelo.

Planifiqué hasta el último detalle para hoy levantarme bien temprano (más o menos a las 05:00 hs) e ir en busca del dichoso turno...con el único detalle que olvidé poner el despertador y me desperté a las 07:00hs con los alaridos de mi esposo que anunciaba que me había quedado dormida.
No se como hice pero en 15 minutos estaba entrando en el subte y en otros 20 minutos ya estaba en el Registro Nacional de las Personas.

Hice una fila en la puerta, para que un oficial te deje pasar y te diga a donde ir. Llegué a un lugar donde un chico atendía a otra persona,tras la computadora con un numero 1, y pregunté en donde me daban el turno, a lo que me responde los chillidos de una joven que tomaba mate, "aquí tienes el turno y espera sentada a que te llamen por apellido". Obedecí y me senté, mientrás pensaba, por cual apellido me llamarían, si ni siquiera me lo habían preguntado.

Si se suponía que comenzaron a trabajar a las 06:00 hs, como era posible que atendían recien al nº 8. Que desgracia, yo era el nº 51!
Entonces el chico que atendía (único que trabaja hasta ese momento, mientrás la chica le cebaba mate), quiso organizar una fila con las personas hasta el nº 20, cosa que "duró lo que un merengue en la puerta de un colegio" porque pasadas las 08:00 hs apereció otro Sr. gritón, con cara de chulampin y mandó a todos a desalojar el escritorio, se sentó en la compu 1 y comenzó a llamar por números (a veces llamaba a ojo de buen cubero, porque se perdía por donde andaba)....entonces comencé a prestarle atención y vi que su tarea era solo tomar el nombre y apellidos y mandar a sentar en otro sector, donde llamarían por apellido.

Alrededor de las 09:00 comenzaron aparecer otros personajes y figurines en escena. Trabajar, eso no...primero saludar, charlar y desayunar. Ya a las 09.30 hs, tal vez 10:00 hs, el chico del principio, se sienta en la compu 2, en la cual vuelca los datos que salen en boletas de la impresora de la compu 1. Más claro, transcribe a la compu 2 nuestros nombres, saltando a veces el orden porque el ventilador atras suyo vuela los papeles....de ahí entonces esas boletitas pasaban a la cebadora de mate quien iba llamando a gritos por apellido, y volvía a ingresar nombre y apellido en la compu 3 y por fin ingresaban la dirección actual de uno (porque al fin y al cabo estabamos allí para que en el DNI figure la direccion del actual domicilio)...de ahí te mandaban a pagar a la caja donde te atendía un pelilargo con una musculosa de spiderman comiendo galletas.

No saben cuanto suplicio el mío. No bien consigo un asiento, para esperar este procedimiento, mi tortura se hizo insoportable porque no se bien si la peruana de mi derecha o el boliviano de mi izquierda, o quien demonios era, pero se estaban tirando unos pedos tan podridos que desmayaban a cualquiera....y juro que ni por el mejor asiento del mundo se aguantaba aquello.
Al fin, pago en la caja, y me mandan a dar la vuelta y sentarme en otro salón donde volverían a llamarme por apellido.

Patetica aquella imagen. Tres cincuentones...uno con cara de nada...otro ojiclaro parlanchín con ego de carilindo y otro regay con nariz operada, pelo teñido de rojo brillante, camisa celeste abieta, mostrando sus mil collares de cuero.....y todos con una paciencia imperturbable...hasta se tomaron un receso y a buscar café se fueron...todo para que al tocarme mi turno el ojiclaro escribiera con una letra horrible mi dirección en el DNI y el cara de nada plasmara su firma y un sello...y yo volviera a mi casa a las 12:00 del mediodía con un caracter podrido y un dolor de cabeza que no le deseo a nadie...pero con cambio de domicilio al fin.

viernes, diciembre 21, 2007

Segundas nunca fueron buenas.


Esta vez decir adiós costo mucho.
Casi 72 horas antes me agarró una angustia incontrolable.Comencé a idear formas de quedarme otra semana, aunque yo sabía que era imposible tal cosa.

Nada.... que esta vez me estaba costando soltar amarras. Tal vez pensar que mi regreso podría demorar...o el solo imaginar otros 7 años de ausencia, hicieron que no pudiera mantener mi aparente calma.

Creo que mi padre lo sintió o tal vez quiso evitarse el disgusto. El dia antes se quedó toda la tarde conmigo, pero al caer la noche quiso irse. No hubo manera de detenerlo. Quise convenserlo para que cenara y luego se iba, pero ni eso. Ni mis lágrimas lograron que se le notara nervios ni tristeza. Solo se fue con un "Hasta pronto", como si yo viviera a la vuelta de la esquina.
Sus 81 años y esta despedida.
Luego pensé, mañana regresa, al fin y al cabo me voy a mediodía...pero no!...no volvió.

Mi madre se quedó con nosotros esa noche. Intentamos olvidar mi partida, para celebrar el cumple de mi cuñado.
Esta vez si había lágrimas. Una tristeza tan grande le fue dibujando un rostro desconocido para mí.

Llegó la hora, y tal como habíamos decidido, al aeropuerto nos acompañarían mis amigas Dalita y Dialys, sus dos preciosas nenas y su padre. La familia quedaría, para evitar el dolor, mis muecas y lágrimas. Igual nada podía ser diferente, y en minutos más o menos, otra vez seríamos voces al teléfono.

martes, diciembre 18, 2007

Donde verdaderamente los hay.


Yo he tenido en estos siete años mucha nostalgia y deseos de reencontrarme con todo lo que dejé atrás. Los recuerdos de mis amigos y conocidos es algo siempre constante en mí.
Cuando llegué a Cuba, me costó enfrentar algunas verdades. Primero aclaro, que me era casi imposible coordinar mis tiempos para ir a verlos a todos. Algunos los llamé casi el día antes de irme, por lo que en ese caso están perdonados...y soy yo la que no tiene perdón (Eduardo, esto lo digo para tí).
Otros estaban de misión fuera de Cuba...y siento no haberlos visto.
Pero hubo quien dijo: "No pases por mi trabajo en el Hospital, para que no me perjudiques"
Tengo yo acaso Lepra...hice algo tan malo como para vernos a las escondidas.

Algunos de los médicos ex compañeros míos, pasaban intentando que no los viera, otros me hablaban como diciendo ahora yo fui de misión y vivo bien y tú que has hecho...y hubo quien decía apreciarme y al irle a dar un abrazo, se echó para atrás, diciendo quien tú eres!

Hubo siempre de los buenos, de los incondicionales como mi gran amiga Mariela...ella y yo nos conocemos desde primer grado, nunca fue falsa, siempre diciendo lo que piensa por delante. Otra es Dalita, una amiga de la vieja escuela, con quien compartimos pupitres en primaria y quien sin su ayuda no todo hubiera sido igual...mi querida Damaris, firme al pie del cañón, se tomó el trabajo de venir hasta Santa Fe aunque se le notaba el cansancio de las guardias....mis adorados Cuco y Augusto, para quienes no me quedan palabras de agradecimiento y afecto.

Para todos ellos: "Cultivo una rosa blanca"

lunes, diciembre 17, 2007

Que le pongan salsa!!!.


Si se va a Cuba hay que comer comida cubana. Yo a todos los de mi familia les dije, que no había ido para comer, así que cocinaran al estilo de siempre y que el que tuviera pretenciones, se fuera a gastar dolaritos a un restaurant.
Por suerte una señora ayuda a mi hermana con la cocina, porque ya veía yo que me tocaba a mí, porque la verdad que mi hermana cocina muy mal. Pobre, tiene muchos talentos, pero la cocina no es lo suyo. Yo sabiendo eso, igual me había ido preparada con muchísima Buscapina.

El primer día, para sacarme un deseo, hicieron chicharos. Mi hija y yo "campana"...mi esposo tragó no más.
Luego, el resto del tiempo, siempre arroz, potaje, plátano, malanga o boniato frito, carne de puerco o pollo en fricasé...yuca con mojo...y mi marido que decía tener los ojos chinos...nunca en su vida comió tanto arroz.

En mi casa no se come pescado ni mariscos porque nadie sabe cocinarlo, mi madre no soporta el olor y mi cuñado es alérgico. Por suerte mi gran amiga Dalita, nos recibió en su casa con los honores que no merezco y nos ofreció desde un coctel de langosta, hasta una picada choricera...mucho ron, vino, música, unas exquisitas langostas y tanta alegría y amor, que no tenemos palabras con que agradecerles.


Pero hubo más, y otro día pegamos la gorra otra vez en lo Dalita con un ríquisimo pescado


....y en casa de Mariela con carne y congrí....y en lo Glorita con más comida cubana....y luego la comida despedida, con cumple de mi cuñado incluido.
No digan nada.... comimos hasta por los codos, por lo menos yo!!!

domingo, diciembre 16, 2007

Ocaso en Playa Baracoa.

Cae el atardecer el Playa Baracoa y mirando estás fotos vienen una cascadas de imagenes de toda mi vida.

La Playita.

El puente de La Playita.

Un vistazo a la calle de arriba.

Ni las uvas caletas resistieron el tiempo.

sábado, diciembre 15, 2007

Mi casita.


Mi vieja casita, esa que dejé cuando vine y de la cual nunca pude registrar una imagen fotográfica....aunque si cierro los ojos la recuerdo con claridad...
Esa casita que guardaba tantos recuerdos de mi infancia y juventud. La misma que cuando llovía no dejaba rincón seco. Esa que se llenaba de agua sucia de la laguna cuando llegaba un ciclón...aquella que tanta vergüenza me daba cuando alguien venía a visitarme...aquella casita de techo de chapa, paredes humedas de maderas viejas y descolorida por la ausencia de pintura...

..hoy esa casita no está más...un huracán terminó de tirarla al piso y con el esfuerzo nuestro, de mi hermana y cuñado, en su lugar se construye esta hermosa casa....que mucho dinero y esfuerzo ha costado, y cuesta...porque parece que al yo vivir fuera de Cuba, me volví millonaria de golpe...y ya nadie perdona...todos quieren sacar una gran tajada...y no sé que es más caro, si los materiales o la mano de obra....pero va quedando linda...le faltan muchas cosas....de hecho no estaba lista para yo quedarme ahí cuando viajamos...pero espero volver, y sentir mi deber cumplido...me prometí que mis padres morirían viviendo en una casa digna...y espero cumplirlo...esa que se llenará de recuerdos..y mejores recuerdos, que mi vieja casita

viernes, diciembre 14, 2007

Foto-accidente.

Luego de nuestra primera tarde de playa, algo movidita por cierto....
....porque caminamos casi un km de ida y otro de vuelta para llegar del "bajo de Santa Fé"...hasta "La Puntilla"


...porque mi sobrinita gritaba como loca de Mazorra todo el camino a todo el que veía: "Llegó mi tía de Argentina"...gente que no conozco ni me conocía.
...porque además nos agarró tarde para salir de casa y nos perdimos la mejor parte del sol, ya que no paraba de llegar gente a saludarme...¿qué querían que hiciera?.... si se habían tomado el trabajo de subirse a una 420 para verme.
....porque mi hija la pasó de maravillas pero tambien hizo de las suyas y comió arena y tragó agua de mar.


...porque después de tantas cosas, regresamos al departamento y quisimos saludar a los padres de los dueños, que viven justo en la casa de abajo. No bien nos sentamos en su sala (living) mi hija que estaba en brazos de mi esposo comenzó a vomitar como regadera...lo bueno, es que Selena se recuperó rápido pero la mala noticia fue que gran parte del torrente cayó sobre nuestra preciada y adorada máquina de fotos Sony. Quisimos limpiarla, pero nos faltó visión amplia y al otro día quisimos hacerla funcionar y luego de unos últimos respiros, exaló y nos dijo adiós para siempre.
¿Que tal? Nos quedamos apenas a las 24 horas de llegar sin evidencias del paso por Cuba.

(Nos prestaron al 4to día una máquina de fotos, digital, pero muy traqueteada y malita, pero algo es algo, así que veran fotos movidas y amarillas)

jueves, diciembre 13, 2007

Impactos y decisiones.


Para mi fue un gran impacto este viaje a Cuba. Imagínense, después de 7 años.
Volver a ver a los míos, encontrar por suerte a mis padres bien, con los achaques típicos de un hombre de 81 años y de una mujer de 75. Rencontrarme con mi tierra, con los afectos.

Para empezar volver y encontrar una casa nueva... y a medio hacer, le dió un matiz inesperado a mi viaje, porque al no poder quedarme en ella, tuve quedarme en Santa Fé...cosa que interfirió con esos planes que finamente soñé durante años...porque hablemos sin rodeos....yo nací y me crié en Playa Baracoa y en Santa Fé vive mi hermana en una casa consultorio del médico de la familia, por lo tanto en Santa Fe casi no conozco a nadie.

Recuerdo que cuando le dije a mi hermana que viajaba, esta puso el grito en el cielo, porque en la casa en construcción no podíamos quedarnos, en el consultorio no quedaba espacio ni para un alfiler...y tampoco yo quería, no fueran a decir los del Comité que la Dra mete extranjeros en su casa...y no es su casa, sino un consultorio del estado. Así que terminamos quedandonos en Santa Fe en el departamento de unas amistades de mi hermana, justo frente al consultorio

Para mí fue una decisión equivocada, porque me limitaba a moverme y estar cerca de los lugares y gentes que me vieron nacer y crecer......y a la noche me aburría, miraba la novela de las 9 como antaño...todos estaban cansados y yo como si nada...y mi esposo no quería manejar de noche porque a la legua se nos sale la cara de extranjeros y la policia nos paraba por cualquier cosa para ponernos multas en CUC....en cambio si hubiera estado en Playa Baracoa, lo hubiera aprovechado conversando con las amistades del barrio...podía dejar a todos descansando y salir a caminar..cosa que hice poco y nada.....la verdad 15 dias se fueron muy rápido y para colmo mi esposo es argentino y no quería andar de casa en casa saludando y escuchando las mismas historias una y otra vez...él fue bajo la esperanza, que en su caso las segundas partes si serían buenas, y la pasaría lindo, que esta vez al ir a casa de familia no ocurriría el desastre que cuando fue solo como turista en 1998.... y al final, no me quedó otra que alquilar un auto y llevarlo a donde van los turistas.

Se pasó el tiempo y no pude hacer nada. Casi no hablé con nadie...muchos se enojaron por mi visita de médico...a otros ni los vi...ni fotos saqué...solo me consagré a vículos de sangre más allegados...y darle la mayor atención a mi hija y esposo....en fin, un desastre!

miércoles, diciembre 12, 2007

Primeras imagenes.

Mucho no hay para decir. Estás son las imagenes que se levantaron en Santa Fé ante mis ojos, el primer día de estadía en Cuba.
Mezcla de nostalgia y dolor.

Este es el mar desde "La Puntilla"

Y una casa que se cae...

Miseria en las orillas...

Una consigna que lo dice todo!

martes, diciembre 11, 2007

Policia contra Almendrón


Mi hermana tuvo la brillante idea de alquilar un "Almendrón" a un vecino para irnos a buscar el Aeropuerto. El auto era algo viejo, pero funcionaba...y cualquier cosa era buena para salir de ahí a esa hora.

Nosotros comenzamos a sacarle fotos, sin percatarnos que un policía nos observaba hasta que se acercó y pidió los documentos del conductor.
Tremenda candela, porque se sabe que un auto particular no puede alquilarle a extranjeros. Mi hermana se acercó para explicarle al policia que era una confusión, que el auto no era alquilado, que el conductor era su vecino y paciente.

Nos costó unos cuantos minutos explicarle que no había nada a cambio de parte de ninguno de los dos y que solo lo hacía en agradecimiento a la buena atención de su médico de la familia...y que yo no era extranjera, sino su hermana que estaba de visita en Cuba.

Al ver que no nos sacaría nada, nos dejó ir al fin.

lunes, diciembre 10, 2007

La tierra prometida.


Llegamos alrededor de las 23:00 hs a la Habana. Me temblaban las piernas...más bien no había parte de mí que no temblara, pero aparentaba ser fuerte.
Llenamos unos papeles y nos presentamos los 3 juntitos en la garita de Migraciones, cosa de que no fuera haber problemas con la entrada de mi nena y comprobaran que viajaba con la madre y el padre.
Nos tocó un oficial muy amable, pero igual después de mirar los papeles, me mandó a salir y pasar por otro lado o esperar, y que mi nena pasara con su padre porque ellos dos eran argentinos. ¿Entienden algo semejante? Eso solo pasa en Cuba.

Respiré profundo..y aunque otros lugares estaban vacíos igual esperé porque vale malo conocido que bueno por conocer.
Que les parece que al tocarme el turno me piden el documento argentino, y como a mi hija y esposo no se lo pidieron...y antes no lo hicieron tampoco conmigo, no lo tenía previsto.
Que lío armé a esa hora. No lo encontraba. Pensé se lo había llevado mi esposo. Entonces me vuelven para atrás y mandan a un oficial a localizar a los míos para que me dieran el DNI.
Regresó el oficial con un mensaje de mi esposo que decía, no tenerlo....entonces hecha una bola nervios volví a revisar y lo encontré en mi cartera.

Terminando el trámite me reencuentro con mi esposo y mi bebé, quienes ya habían retirado el equipaje y me esperaban con un carrito lleno.
Comenzamos a caminar y nos detienen a pedir pasaporte. Yo otra vez me enredo con mi cartera y no lo encontraba, pero como mi apariencia no delata que soy cubana y no hablé, miraron los pasapote de mi hija y esposo, intuyeron que yop era argentina, y dijeron que siguieramos camino, que los extranjeros no necesitan pasar su equipaje.

Pero con toda la locura mía, yo seguí buscando mis papeles mientrás caminaba lentamente, cosa de tenerlos a mano por si alguien más los pedía...y justo uno de los aduaneros que están en todo, filtró el color de mi pasaporte...porque digamos la verdad, ese color azul brillante de nuestro pasaporte está hecho con todo propósito, se identifica con ello un cubano a 10 leguas de distancia.

Entonces justo cuando la puerta de salida se abría y podía ver a mi madre y mi hermana, una mano me detuvo.
En forma despectiva me dicen: Compañera pero tú eres cubana, no? "Sí, lo soy...que pasa ahora"
Sin decir nada más comienza a revisar nuestro equipaje y hace que todo lo que está a mi nombre baje de carrito y que lo lleve a pesar.
Quise arrastrar todo atrás, pero mi esposo se empeñó de llevarme todo en el carrito...le dije a mi esposo que siga, que iba sola a pesar lo mío...pero argentino terco, no me hizo caso...y justo en la balanza nos topamos con una aduanera mal educada y gritona, que no entendía nuestro castellano, y que a toda costa decía no importarle lo que digan sus compañeros, pero que ella pesaría lo mío, lo de la nena y lo de mi esposo, porque cosas mías podían estar en cualquier equipaje. ¿Tiene sentido común esta mujer?

Mi esposo, que sabía que algo pasado de peso estabamos, agarró a la nena y dió unos pasos atrás y solo me dijo: "Vos arreglate, ya sabes lo que pienso"
La mujer al ver la hostilidad de mi esposo comenzó a levantar mis pesados bolsos. A mí me salió lo buena del alma y al ver aquella mujer haciendo fuerza para subir nuestros equipajes a la balanza, comencé ayudarla. Ella me miró extrañada...nadie debe ayudarla...ni tampoco lo merece...pero yo soy tonta de nacimiento...o tal vez al sentir complicidad de género, se apiadó de mí y sus voz comenzó a tornarse más suave y pesó solo algunas cosas...así que salimos ilesos de ahí.

Al pasar cerca de la puerta él mismo tipo que me mando a pesar mi equipaje quiso mirar el tique que me dió la oficial...dudó un poco, porque a él le parecía más peso..pero al fin, cruzamos la puerta y libres al fin de la aduana...por lo menos por esa vez!
Abrazos y llantos!

sábado, diciembre 08, 2007

Liebre por gato.


Cuando descendimos del avión, la chica que iba a nuestro lado lo hizo primero.
Ella era una de esas mulatísimas, que ni hombre ni mujer puede ignorar. Alta, con curvas pronunciadas...facciones delicadas...sonrisa amplia...dientes muy blancos..un perfecto maquillaje...vestida impecablemente...un olor increíble.

Mi primer pensamiento de mujer fue: "Ahí regresa una jinetera con suerte". Luego al oirla hablar sentí vergüenza de mi envidiosa visión. No imaginan la dulzura de su voz, sus modales..su educación y cultura.

Cuando esta chica pisó suelo cubano, los prejuicios ajenos se apoderaron de ella. Nosotros caminabamos detrás y observabamos gestos y miradas despectivas...oimos comentarios de los aduaneros....sobretodo las mujeres en Migraciones la trataron muy groseramente.

Ella siempre tranquila...con su sonrisa...hasta que por fin todos descubrieron algo que ya nosotros sabíamos durante la charla que tuvimos con ella en el avión...esa chica espectacular NO era jinetera...y NO era cubana.
Estaba de turismo en la Isla. Simplemente era una mujer de negocios....esposa de un empresario Dominicano, que se encontraba en Cuba por motivos de trabajo...y con quien ella venía a reunirse durante unos días.

¿Que tal?
Como dicen acá: "Chupate esa mandarina"
Me alegro que nos pase..por prejuiciosos...y me incluyo, para que me de vergüenza!

viernes, diciembre 07, 2007

Cantaleta en Panamá.


En Panamá la estadía de ida solo fueron 3 hs. Mi nena gateaba entre los asientos. Se robaba las sonrisas de los pasajeros que circulaban de un lado a otro. Mucho no pude moverme vigilándola a ella y cuidando los equipajes, mientras mi esposo miraba precios de de equipos electrónicos.

Ya en la puerta para abordar, me encontré con una cubana a quien conocí en la Embajada el día que fui a buscar mi pasaporte nuevo. También justo en frente de nosotros había sentado un grupo de turistas brasileros. De pronto uno habló en castellano y se integró a nuestra conversación. Quien te dice que era un médico cubano que vive en Brasil y que viajaba a Cuba como yo...y que por cosas del destino, nos conocíamos, pues él era Residente de tercer año de Medicina Interna en el pabellón Guiteras del Hospital Salvador Allende cuando yo roté por ahí en tercer año de la carrera, con el profesor Martínez Soto.

Hablamos de todo un poco y saltó el tema de lo hormiguitas que somos los cubanos cargando cosas para Cuba...para qué hablar!!!! Mi marido empezó con su cantaleta de que sí lo paraban por exceso de equipaje, él ahí mismito sacaba todo y le prendía candela, porque no pensaba pagar un dólar más.

Como sino fuera suficiente, su seguidilla siguió en el avión, donde hasta la pobre chica dominicana que viajaba a nuestro lado, tuvo que preguntar que pasaba, mientras yo escondía mi cabeza como un avestruz para que nadie me viera.
Todos habrán pensado que eramos una familia de locos!
Por fin silencio.... y Selena y yo dormimos esas pocas horitas que no separaban de Cuba.

jueves, diciembre 06, 2007

Últimos momentos.


Ya sabía que volvía... y quise preparar todo con calma.
No se notó en mí, la ansiedad que se suponía.

Pero se fue acercando el día y nada seguía estando listo. Mis nervios estallaron cuando el día antes, aun las valijas estaban a medio hacer.. no había ido a la manicura ni a la peluquería…no encontraba cartera que me cuadrara, ni había elegido con que ropa aparecer allá.
La locura se apoderó de todos…mi hijita intranquila…mi casa llena de gente…mi pareja de mal humor.
Terminé de cerrar la valija a las 5 de la madrugada. Recordé ahí que no había probado bocado el día anterior. Me tomé un meprobamato e intenté dormir.

Amaneció y era 22 de noviembre del 2007. Un gran día!
Ya a las 7 a.m. estábamos en pie. Un taxi vino a buscarnos a las 9 a.m. Yo anestesiada…casi zombi.

En el aeropuerto las quejas de mi pareja porque era mucho equipaje de mano…y su tozudez de querer despacharlo…cosa que nos costó 200 dólares…lo que pasa es que Copa Airline tiene tarifa fija, y aunque no pesen mucho, por cada valija extra cobra 100 dólares...como eran 2, entoces fueron 200...lo que más duele era que una pesaba 12 kgs y otra 15 kgs.

Yo tranqui...fue su culpa…yo tenía todo finamente calculado y él hizo lo que quiso…como me puede entender si él no es cubano...hoy todavía no toca el tema…sabe que se equivocó…luego él mismito vio personas con más equipaje de manos que nosotros, pero reconocer su error, eso nunca!!!

Nos tocaron los últimos asientos, justo frente al baño. Única suerte que estaba libre el tercero y sirvió para que mi nena lo usara, ya que ella no tenía derecho al asiento por ser menor de 2 años.

Yo estuve desconectada todo el vuelo hasta Panamá. Ese meprobamato me mató. La nena por suerte se portó muy bien y fue mejor de lo que esperaba.
Dormité...y dormité...y solo pensaba....ya Cuba está cerca.

lunes, octubre 29, 2007

Filosofando en las Trochas.

Era viernes 6 de junio de 1997 y llovía de forma intermitente, pero nada podía impedir que Las Trochas de Bauta se realizaran como estaban previstas. La gente necesitaba divertirse, esto es lo más parecido a carnaval que les quedaba, así que salió pa’ la calle igual.

Yo no soy muy fiestera, pero este año había organizado asistir con mi amiga Damaris. Así que nos subimos a una guagua y salimos para allá para ver que hacíamos. Al llegar, pasamos a buscar a otra amiga (Aynet) y pensamos en reclutar a Lucio, pero con él no tuvimos suerte…estaban 2 argentinos de visita en su casa en víspera de los preparativos de su viaje al exterior.

Luego como era de esperar Damaris y Aynet que eran grandes amigas se pusieron a parlotear y yo comencé a sentir aburrimiento…pero de repente vi asomarse una cabeza medio pelada que venía para nuestro lado…era mi Filósofo!
Últimamente nos habíamos encontrado un par de veces…ahora si me reconocía…me saludaba y preguntaba por mi hermana.
A esa hora yo no sabía como hacerme notar…así que me aparté de las chicas y me recosté al poste que está justo en la esquina del Cine. Por suerte me vio, porque estaba dispuesta a todo, por conversar con él.

No se si eran las fiestas o qué, pero estaba más conversador que de costumbre y me invitó a unas cervezas…pero dijo que no bebía cerveza de “pipa”, así que fuimos a una tiendita en dólares que estaba en frente del policlínico a comprarlas. Luego fuimos a la plaza principal, ahí frente al Copellia y la Iglesia. Nos sentamos a beber y hablamos de un montón de boberías intrascendentes. Luego me acompañó a buscar a Damaris, para irnos, porque después de la 02:00 hs no había más guagua para Baracoa hasta el otro día. Así que caminamos hasta “Los Mangos” y nos sentamos a esperar.

Damaris dormitaba o hacía que dormitaba…no lo sé bien. Mi Filósofo en un ataque impulsivo de aprovechar los últimos minutos se abalanzó sorpresivamente sobre mí y comenzó a besarme. Les juró que me sentí sorprendida…y lo peor era que sus besos no me gustaban…su violencia lastimaba mi boca. Por suerte apareció la guagua…y sentí alivio. Me despedí a las apuradas y corrí hacia ella…pero para mi asombro el Filósofo corrió tras nuestro y subió también…¿A dónde iba?...Dios mío, ahora si estaba fregada, se venía conmigo…¿y yo que podía hacer ahora?...a mi casa ni pensarlo…y otro lado tampoco tenía…menos que menos, dinero para hospedarme por ahí…así que decidí quedarme en Las Delicias y seguir de charlas y besos, hasta que me lo pudiera sacar de encima.

La verdad nunca pensé que algo semejante me estuviera pasando. Caminamos hasta La Playita Habana para evitar las miradas de los pocas personas que aun quedaban en las Trochas de Baracoa…y entre mimos y caricias sus besos me fueron gustando cada vez más y me iban envolviendo, te juro que temblaba tanto, que él llegó a preguntarme si era virgen….pero llegó la lluvia e hizo que levantáramos campamento….muchos lugares secos no había así que decimos irnos a la parada de la guagua nuevamente en las Delicias, y de esta forma yo vería como conseguía que se fuera.

No sé que nos pasaba pero estábamos tan acaramelados que ni la claridad de la lámpara evitó que siguiéramos a los besos y abrazos…igual confieso que ya no lo disfrutaba tanto…estaba más pendiente de que si alguien conocido me veía que disfrutar el momento…es que yo siempre fui la niñita buena del pueblo y era la primera vez que hacía algo así con mis 24 años….y aunque no llegamos a mayores, yo siempre he pensado que esa fue la primera vez que hice el amor de verdad y que sentí un orgasmo de mujer.…mis veces anteriores fueron violaciones a mi cuerpo y mi alma.

Sabía que si me quedaba un poco más cometería cualquier locura, no era dueña de mis actos. Así que decidí irme a casa…ya habíamos llegado lejos…y sentí miedo.
Nos despedimos. No hubo promesas, ni direcciones, ni intención de volver a vernos.

Caminé a casa bajo la lluvia…iba riéndome sola…saboreando mis labios doloridos…el Filósofo al fin había sido mío… ¿Pero lo volvería a ver?... Lo dejé solito…sabe Dios con que pensamientos rondando su cabeza….¿Por qué no me quedé?...No lo sé..a esa hora de la noche y en tales circunstancia me fue difícil pensar acertadamente.

Yo dormí un sueño pleno….y él?
Luego supe que se volvió caminando bajo la lluvia esa misma madrugada, los 8 km que separa Baracoa de Bauta.

jueves, septiembre 27, 2007

Puedo volver!

Durante siete años mi regreso a la Isla solo fue un sueño…una añoranza continua…un pedido y suplica sin respuesta, que se trasformó en proyecto cuando hace unos días me habilitaron al fin mi pasaporte para entrar y salir de Cuba.

Siempre se dice mucho sobre cuando un médico que salió de Cuba, se queda en cualquier rinconcito del mundo. Algunos dicen que se les castiga por un periodo de 5 años…otros dicen que es por 7…y hay quien dice que es por 10
…y yo me pregunto: ¿Por qué tienen que castigarme, si me decisión de radicarme en otro sitio responde a factores de índole personal…que nada tiene que ver con el país ni con mi profesión?

La verdad no la sabe nadie. Por ejemplo yo conozco algunos que salieron antes del 2000 y que solicitaron PRE (Permiso de Residencia en el Exterior) antes de los 11 meses de su partida y les fue concedido.
Lo cierto es que los que salimos a partir del año 2000 sufrimos la negación del PRE… y a cada uno sin ninguna justificación clara. En mi caso fueron 7 años.

Algunos creen que tuve suerte porque salí con Pasaporte de Turismo, pues en este momento no dejan volver a nadie que haya salido con Pasaporte Oficial.
Dicen…yo no lo sé a ciencia cierta…que sobre eso si hay algo dictaminado desde Cuba…pero mientras yo no lo vea, sigue siendo arbitrario, como tantas cosas que no se entienden y que nadie pregunta por temor.

Pero bueno, yo vuelvo, y aun no lo puedo creer.
Allá me esperan un par de viejitos de 75 y 81 años, una hermana, 2 sobrinos, un cuñado y montón de amigos.

Mi Cubita, allá voy!

sábado, agosto 11, 2007

Concientona de "Ceiba 2".

Cuando decidí no ir a un Pre de Ciencias Exactas, lo hice con pleno conocimiento...sabía que en ese lugar yo iba a recibir mejor formación y no iba a ir al campo a trabajar, pero ya bastante estrés me generaba becarme nuevamente.....recuerden que "Ceiba 10" me había dejado un gustito amargo como para sumarle a eso, ir a un lugar con mayores exigencias y compañeros todos inteligentes y desconocidos para mí...mal que bien, para "Ceiba 2" iba acompañada de algunas personas que a duras penas conocí en ese único año que pasé en la ESBU (Escuela Secundaria Básica Urbana) "Camilo Torres". Siempre fue mejor: "malo conocido que bueno por conocer".

La verdad que "Ceiba 2" no me resultó tan malo. Al menos se podía uno acostar a dormir después de cenar a la hora que uno quisiera....a no ser que a Mariano el director o cualquier otro se le ocurriera ponerte a limpiar piso después de las 10 de la noche.

Como era de esperar el trabajo del campo era agotador y no cambiaba mucho de lo que ya conocía...puro trabajo en el cítrico....me mataba trabajando para cumplir las normas...porque siempre he sido una mula trabajando....no puedo decir que me gustaba...porque miento....odiaba el campo en esas mañanas llenas de rocío...mojarme los pies y enchastrarme de tierra colorada....yo que apenas tenía un par de zapatos para salir, siempre andaba con tenis viejos y rotos....se me colaba la humedad y la tierra hasta el alma...las uñas de los pies estaban rojas y no había cepillo que las arreglara.

En el último tiempo me fui a la “Brigada Roja”, grupo de "Come Candelas" que trabajábamos el doble que las brigadas normales, pero que teníamos como premio una merienda especial (un cake duro y un vaso de yogurt después de cada jornada) y que cada vez que había alguna salida fuera de la beca, eramos los primeros en subir en la guagua... por lo menos así se me pasaba más rápido el tiempo.

De los profesores no mucho que decir....de ellos no me voy a quejar...había algún que otro personaje, pero era normal para el caso.....y con el estudio yo hacía la mía...estudiaba más o menos y salía siempre bien. Mantenía mi reputación de concientona... y como de costumbre no era querida por todos.

Sepan que la verdad, hasta yo de pensarme me asusto. Imagínense la fea del aula...metida a más no poder en todo....al poco tiempo jefa de grupo....no había concurso donde no participara...luego militante de la UJC (Unión de Jóvenes Comunista)....una de esas chiquillas insoportables....espero sepan entender, en Cuba te lavan el cerebro desde que naces y si para colmo te toca un padre como el mío, le pusiste la tapa al pomo.

En el fondo yo era una víctima...si Dios no me dio belleza....y mis padres no me dieron sabiduría como para relacionarme, y disfrutar de las pequeñas cosas de la edad, entonces no me quedaba otra que ser una polilla de biblioteca.

Les juro que me moría por ser como las otras chicas...pero mi timidez era tal que no podía integrarme....no sabía jugar ningún deporte ni bailar...tampoco lo intentaba para evitar las burlas...pero yo quería participar...me moría por bailar en una rueda de casino....tampoco podía salir a pasear cuando estaba fuera de ahí....mis padres no me dejaban ni ir de paseo ni mucho menos poner un pie en una discoteca...creo donde único iba con permiso era a la biblioteca de Bauta. Pobre de mí!

Tal vez, si existe "Ceiba 2", aunque no sea un pre ahora...y si conservan su "Sala de Memorias", puedan ver una foto mía en la celebración del 20 aniversario de su creación, en el año 1991. Nunca vi esas fotos, pero supe años después de mi egreso, que existían.

Tengan piedad de mí, si pasan por ahí.....no me cuenten lo que vean .

jueves, agosto 02, 2007

Pase de Facturas.

Hoy un viejo amigo de esos que marcaron mi vida y al que le debo en cierta forma estar en Argentina y él cual hoy no está en este país, sino en España, me escribe diciendo que necesita comunicarse conmigo.

Le escribo un e-mail le pregunto que necesita, que estoy a sus órdenes…me contesta que prefiere comunicarse vía Chat…entonces intrigada hice mil malabares hasta que lo encontré…y esto fue lo que pasó:

Él: Hola estás? Podemos hablar ahora?
Yo: Dale que pasa?
Él:
Mira hoy encontré y estuve leyendo tu blog personal y estuve reflexionando un poco, primero que has escrito mucho, que eres buena escritora y que tienes mucho tiempo para escribir. Me invadió una mezcla de sentimientos, de recuerdos, pero sobre todo melancolía, pero lo que mas me dolió es que en todo eso no reflexionas sobre el principal hito de tu vida.
Yo:
Cual?
Él:
Porque tu vida tiene un antes y un después! Que sin ningún tipo de duda tienes 2 nombres: el mío, L.E.N. y el de F.G.V. No tienes que mencionar nombres, yo lo único que quisiera suponer es que eso nunca en tu vida se te va a olvidar. C.B. (argentino, que junto a su familia me ayudo a venir y pagó mi boleto de avión, otros gastos y me hospedo en su casa hasta que pude valerme sola) fue un instrumento nada más, los autores de todo lo que estas disfrutando hoy somos nosotros! Nunca lo olvides.
Yo:
C.B. es alguien a quien quiero realmente, no es un instrumento ni lo fue, como tu y F.G.V. tampoco lo fueron, yo a ustedes los amé como hermanos y los amo a pesar de nuestras diferencias y distanciamientos.
Él:
Fue un instrumento para bien para ti……gracias a nosotros él se movió…los autores de tu después, en tu vida fuimos nosotros no él
Yo:
Cada cual hizo lo suyo
Él:
Nosotros hicimos que se moviera. ¿Tengo que repetirlo?.... en muchas oportunidades él dudó y nosotros estábamos allí para animarlo a que SI!
Yo:
Reconozco lo que ustedes son para mí...no hace falta recordarlo, yo nunca los olvido
Él:
Me indignó leer ese blog hoy y nada de nosotros…como si ese hecho no existieray de lo más importante en tu vida, nada! y aunque nuestra relacion en el futuro sea de la calidad que sea, en tu vida siempre seremos los que marcamos un momento cumbre en tu vida.... no me interesa si hablas o no de él..... porque todo lo que tienes hoy e incluso tu hija es porque estas en Argentina gracias a nosotros! Reclamo conciencia de tu parte!
Yo: El blog es un diario de mi vida de atrás para adelante...de adelante para atrás…… y sin orden cronológico…..no puedo contar 34 años en 2 años. Siento tanto que me escribas esto...porque yo te quiero sinceramente...soporté muchos desprecios, pero no puedes juzgarme por una historia contada a la mitad…..no entiendo este tipo de reclamos…me da risa por una parte…..por otra lo encuentro ridículo……y dolor….mucho dolor……

……………….

Hubo otros pases de facturas, se abrieron viejas heridas, tocamos puntos de conflictos...el motivo del quiebre de tan hermosa amistad volvió a salir....el recuerdo de aquellos tres grandes amigos que hoy no somos....todavía me pregunto y se preguntan, porque opté por seguir on line y engancharme a llorar a moco tendido, en vez de apagar mi pc y aquí nada ha pasado. No lo sé, pero no soy como ellos me ven hoy, sigo siendo la misma cubanita ingenua y cursi de siempre....que le voy hacer! Pero bueno, si quieren protagonismo, y no pueden esperar por mi musa...aquí se las doy....quien quiere caldo, tres tazas!

viernes, julio 06, 2007

Filósofo.

Corrían el año 1991 y yo estudiaba desde casi un año atrás para los exámenes de ingreso (yo siempre así de exagerada, que necesidad tenía de empezar a estudiar desde onceno grado), pero bueno, por fin ya faltaba 4 meses para ello.

Como en casa me desconcentraba, opté por tomar el camino más difícil. Esperaba la guagua de Bauta y me iba a la biblioteca de ese pueblo, el sábado y el domingo que venía de pase…porque esa es otra cosa….yo estaba becada y a mí me agarró esa loca idea de “las oncenas”, así que pasaba un fin de semana en casa y otro en la beca. Por suerte la biblioteca abría hasta el mediodía los domingos.

Debo confesar que la primera vez que fui solo lo hice por impulso, pero luego me di cuenta que ir me hacía bien y me levantaba mi autoestima.

Un día de esos vi entrar a un joven en la biblioteca….era muy alto….y se estaba quedando pelado (calvo)….algo en él me cautivó…así que mi viaje de estudio se transformó, en una adolescente obsesión de encontrarme con el incógnito…él nunca me vio, yo no era alguien llamativo, era muy chiquita para él, y la verdad medio fea y mal vestida…pero yo me conformaba con verlo a él.

Supuse que estaba en La Universidad, porque se saludaba con otro chico que estudiaba siempre cerca de mí y que estaba en cuarto año de Medicina…Lo oí una vez pedir un libro de filosofía, por lo que supuse que estudiaba “Filosofía y Letras”. Desde entonces lo bauticé el "filósofo".

Mi gran secreto solo era compartido con mi hermana, con quien tenemos tan buena comunicación, que sin haberlo visto nunca se lo imaginaba tal como yo lo veía.

Pasó el tiempo…los exámenes de ingreso…me fui a estudiar Medicina…y dejé de frecuentar esa biblioteca. Mi vida tomó su rumbo…cometí errores…y fui sacando de mi cabeza al filósofo…hasta que ya en cuarto año de medicina, un día mi hermana me dice que conoció a un muchacho de Bauta, que se ha interesado en ella y que juraría que se trata de mi filosofo…¡NO!!!

Así que mi hermana organizó un encuentro, donde estaría el incógnito, un amigo suyo y nosotras dos. No pueden imaginar como me sentí cuando finalmente descubrí que mi hermana tenía razón…era él…y no era filósofo sino ingeniero en Telecomunicaciones.

Esta vez me miró…pero no me reconoció…era una extraña para él…me parecía estar viviendo en mi propia vida la novela “Carta de una desconocida”. Dolía verlo a él tratando de conquistar a mi hermana.

Por suerte mi hermana mucho interés no tenía de ponerse de novia con él….y su amigo no tuvo afinidad conmigo…tampoco yo lo dejé…porque aunque no lo dije, yo para entonces era mujer comprometida…no felizmente comprometida…pero comprometida al fin...así que aunque se hubiera fijado en mi, de alguna forma seguia inalcansable...igual me hizo bien volver a verlo…comencé a soñarlo como antes…pero seguía negado para mí.

¡Mi filósofo había vuelto!

¡Por entonces sin esperanzas...quien sabia que me depararia la vida!


domingo, junio 10, 2007

"Principalme", te busco.

Esta fue la humilde postal, que recibí de mis amigas, en mi cumple 20 y que traje conmigo desde Cuba como algo preciado.
Fueron más de una las firmantes, pero hoy quiero recordar "principalmente" a la que le dio vida.

Recuerdo que la primera vez que la vi, hacíamos la cola frente a las escaleras del comedor de la Facultad de Medicina Salvador Allende. Dos de mis amigos hacían morisquetas detrás de ella. Uno simulaba un arco y una flecha, mientras el otro se llevaba la mano a la boca imitando a un indio. Vivi y yo no podíamos contener la risa.

No era para menos, delante nuestro había una pequeña personita, con la cara igualita a las imágenes que nos muestran en la escuela del "Indio Hatuey", y para no ser menos llevaba un moño bien alto, con el pelo bien estirado, que de pensarlo me duele la cabeza, y atado con no se ni cuantas vueltas de cintas.

Luego supimos que era una estudiante de medicina boliviana, cuya madre es descendiente de nativos… y que justo su grupo y el mío compartirían conferencias. Por suerte, Yode, uno de los chicos, no estaba en mi grupo porque lo que hubiera sido eso!

Un día llamaron a la puerta de mi habitación en la Residencia Estudiantil, al ver que era esta indiecita, no lo podía creer, pero su ternura y la humildad con la que me pidió ayuda para estudiar, me ganó el corazón. Desde ese momento yo estudiaba siempre con ella, sin dejar de formar parte del “cuarteto terrible”, quien de a poco la quiso profundamente.

Con el tiempo comenzó a cambiar su apariencia. Dejaba su lindo pelo negro suelto. Ya no lo llevaba tan largo. Se pintaba las uñas…y hasta se ponía sayas cortas (polleras cortas) el día que rendía examen.

Ya para segundo año de la carrera éramos inseparables. Estudiábamos para los exámenes finales solas y el día antes lo dedicábamos a conferenciar y a las 17:00 hs, era nuestro "toque de queda" y a partir de ahí, hacíamos cualquier cosa, menos estudiar. Veíamos algo de tele y tomábamos un té que ella preparaba con unas semillas que traía de Bolivia.

Al otro día nos levantábamos bien temprano, por cábala nos bañábamos (cada una en su baño, por supuesto) y lavábamos las cabezas. Luego éramos las primeras en entrar al examen. No sé si era el método, nuestra inteligencia o la suerte, que siempre sacábamos el máximo y luego para festejar, nos tomábamos esa mañana libre para ir tomar helado…por supuesto que no daba para estar 4 horas en Coppelia…así que a veces pasábamos diciendo que pagaríamos en dólares y ya en "La Torre" nos cambiábamos del salón de extranjeros para el de cubanos….y otras tantas veces nos conformamos solo con "Helado Tropical", porque lamentablemente en 4 o 5 días teníamos otro examen y era poco tiempo para estudiar.

Por esa época creamos nuestra propia sociedad secreta feminista llamada "Mediluchy", integrada por algunas de nuestras amigas y que duró poco tiempo.

A la mitad de segundo año Elsita se cambió de facultad para la del Fajardo y de esa forma irse a vivir a la Residencia de G y 25, donde tenía a su hermana mayor estudiando odontología. Nos encontramos luego de eso muchas veces más, hasta que tuvimos un contratiempo con mi padre (tema de otro post) y la rutina y las complicaciones hicieron que dejáramos de vernos por muchísimo tiempo.

Nos reencontramos el día de la ceremonia de graduación en el teatro Carlos Marx. Creo que esa fue mi oportunidad de pedirle su dirección, en La Paz, Bolivia….pero hablé mucho, pero de dirección nada. Pensé que luego de la entrega de diplomas nos veríamos otra vez, pero entre tanta gente eufórica la perdí de vista.

Al cabo de unos meses, supe que ella se había quedado un tiempito más para hacer un curso de postgrado. Pero cuando me enteré ya se había ido. Fue algo bien extraño. Se apareció en mi barrio un tipo en una camioneta preguntando por mí. Los vecinos le indicaron que un hombre que estaba parado frente a él era mi padre. Entonces sacó de la camioneta un saco (bolsa)… de nylon, como en las traían la azúcar a la bodega y le dijo que me la entregara. Subió muy rápido y no dijo nada más. Bien raro, no?

Escrito en lapicera afuera decía.: “Para Carimar de Elsita”. En el interior del saco había ropas. Ella me estaba dejando sus pertenencias. Yo no lo podía creer! La verdad me hacían mucha falta. Igual mi pregunta fue y sigue siendo, porque no había una carta de despedida. Una donde me dijera como podía comunicarme con ella. Siempre creí que ese paquete fue violado, y que algunas cosas no llegaron a mí, y la única forma de borrar evidencia fue sacar la carta que seguro ella dejó…porque sino no se explica la actitud del encargado de poner en mis manos tal encomienda…lo dejó así no más sin querer verme…fue muy, pero muy sospechoso.

Por eso hoy, al cabo de casi diez años, sigo buscando a mi amiga. Por favor, dime donde estás Elsita, que fue de ti….te extraño.

Si alguno puede ayudarme estos son los únicos datos que tengo:
Nombre: Elsa Quispe Alí
Dirección: La paz, Bolivia.
Profesión: Médica.

martes, junio 05, 2007

Estoy en casa.

Hace mucho que no escribo nada aquí y tal vez algunos
pensaron que jamás volvería.

Hasta yo al ver que cada vez que sentía el impulso de hacerlo, algo me frenaba, pensé que era hora decir Adiós.

Se que muchos se dirán que igual da, que escriba o no, porque mi Blog no es nada del otro mundo, es casi un diario personal, sin brillantez literaria ni científica. Pero saben qué…eso no me importa mucho. Yo no comencé con este proyecto ni por fama ni por nada parecido. Me pareció una forma interesante de comunicarme con mi yo interior y mantener vivo todos esos recuerdos que van en la mochila de mi alma.

Muchos me dicen que mi Blog es poco visitado, por lo menos comprendan mis detractores, que algunos pocos….esos lectores silentes, se sienten identificados conmigo…tal vez esas opiniones adversas han hecho que a los tropiezos, aún Rumbeando siga aquí. Yo lo disfruto. Es mi cable a tierra.

Durante mi ausencia, muchas veces al recordar algo de mi vida, creaba una historia increíble en mi cabeza, pero la imposibilidad de redactarla en el justo momento, hacía que se fuera desvaneciendo en mis recuerdos.

Opté entonces por hacer las cosas a la antigua como la "Vaca Pijirigua", y cuando me surgía una idea, la escribía en el primer papel que tuviera a mano. Daba igual un cuaderno que una servilleta…pero se fueron acumulando y pocos llegaron a mi Borrador Rhumbeando.

Justo, cuanto estaba decidida a volver, mi esposo decide cambiar nuestro proveedor de Internet, y por más que tomamos precauciones "nos quedamos sin el pan y sin la torta". No entiendo por qué quiso cambiar si todo funcionaba bien. Alguien le dijo que el otro era mejor y así nos va.

Luego algo pasó, no se si un problema de tensión eléctrica o que se me coló un virus en la PC….lo único seguro es que desconfiguró todo y aun andamos a los tumbos.

Pero no se depriman, he vuelto y aunque no pienso prometerles fidelidad eterna, nos vemos muy pronto, en mi próximo post.

Por último quiero agradecer a todos aquellos que dejaron nuevos comentarios en mis telarañentos posts.
Y a los que me mandaron correos, muchas gracias por su apoyo y energía!

miércoles, febrero 07, 2007

Se paga y no se pregunta.

En el mes de noviembre del año pasado, un día llaman a mi puerta y al preguntar por el portero quien era, me dice un señor que quiere charlar conmigo, que es miembro de la comisaría que queda cerca de casa.
Yo siempre confiada y con mi ingenuidad de cubana, lo atiendo a través de las rejas de la puerta.

El señor me explica que han creado una cooperadora para recaudar fondos para la comisaría (cosa que hoy sé que es ilegal), para de esta forma cuidar mejor la zona. Me muestra un panfleto donde figuran los teléfonos celulares de los tres móviles que custodiaran mi barrio a la noche, y los teléfonos celulares del comisario y subcomisario. Me dice que solo me deja dicho documento si constribuyo.

En ese momento recordé que mucho tiempo atrás me pasó igual, con unos señores que vinieron vestidos de recolectores de basura y con camión y todo, pidiendo ayuda ....y yo de tonta me compadecí de esos pobres tipos que tienen un trabajo tan insalubre pero necesario. Luego supe que estos no eran los verdaderos recolectores sino unos chantas. El uniforme y la identificación del camión no era real, porque ellos pasan la gorra hace muchísimo tiempo, pero la concesionaria cambió de dueños y ellos se identifican con los logotipos anteriores.

Entonces, volviendo al tema....Yo que cada vez estoy más desconfiada le dije que lo sentía pero que no tenía dinero en ese momento. A lo que el señor me responde que lo piense, que si no constribuyo con la seguridad puedo ser víctima de un secuestro, robo o asalto.

Maldito! Me estaba extorsionando!
Así que lo pensé mejor y opté por darle 3 pesos y que se fuera.
Lo siento señora -me dice- el monto mínimo son 15 pesos.
¿Quince pesos? Que hijos de su madre -pensé-.
Bueno, me sacrifiqué y le di 15 pesos. Él me entregó una factura y se despidió diciendo: "Hasta el mes próximo."
¿Cómo hasta el mes próximo? Él me afilió a la cooperadora sin preguntarme. Preferí callar, porque ya sabemos que siempre la poli está vinculada a todo lo malo que pasa en este país.

Al mes siguiente vino un cobrador, y justo yo estaba en un curso. Lo atendió mi esposo y con todo su metodología sarcástica, no le pagó nada.
Uhy, casualidad, que eso fue un jueves......y a mí me hacen "el cuento del tío el sábado."
¿No es para pensar?

martes, enero 30, 2007

Quién te TV.

Todos me critican y dicen: "...no lo puedo creer!", "....como te puede gustar semejante cosa?", "...se me cayó una ídola!" Nadie puede entender mi afición por ver programas televisivos como "Gran Hermano."
Sepan que me resisto. Cada nueva edición me digo a mí misma: "..ahora si que no me engancho con esa basura."
Pero yo no puedo. Es más fuerte que yo. Me apasiona ver y analizar el comportamiento de las personas....las traiciones, mentiras, estrategias.....hasta donde son capaces de exponerse por obtener fama, publicidad, dinero y poder.
Perdonen mi mal gusto. Yo no dije ser perfecta!

miércoles, enero 17, 2007

El cuento del tío.

















Fue sábado y yo me levanté con "el tonto de guardia". Mi pareja salió de casa por unas compras y al rato me llaman por teléfono diciendo que mi esposo tuvo un accidente. Yo comencé a llorar como loca. No imaginan que nervios!

El tipo me informa que me va a pasar al teléfono con otra persona que me dará detalles.

Al cabo de unos segundos, el otro individuo me dice que tienen secuestrado a mi marido, que si no hago lo que él dice me manda un dedo como prueba de vida. Yo al principio dudé y pregunté como era mi pareja y lo describió tal cual es. Entonces no tuve dudas y decidí obedecer ciegamente.
No podía ni intentar corroborar nada por celular porque justo me había quedado sin carga de minutos disponibles en el celular y como faltaban dos o tres dias para la carga nueva no compré una tarjeta. Error imperdonable!!!

Tampoco probé cortar con esta llamada e intentar llamarlo desde el teléfono fijo porque estaba tan asustada que ni razonar podía.
El tipo me dijo que fuera de la casa había un tipo en auto vigilándome. Que obedeciera sus órdenes, que el tipo del auto solo vigilaría mis pasos. Que no temiera, no me harían nada a mi o a mi bebé....que por cierto no dejaba de llorar.

Me pedían que saliera de casa y fuera a comprar tarjetas telefónicas. Casi 300 pesos en tarjetas. Yo no sabía si dejar la nena en casa o llevarla conmigo. Ciertamente frente a mi puerta estaba ese otro delincuente en su auto. ¿Y si lo que querían era que abriera la puerta y robar? Bueno, que se lleven todo si quieren, pero que a mi nena no le hagan nada.

Entonces salí de casa. El tipo ni se bajó del auto. Me siguió prudencialmente. Entré en un negocio a comprar tarjetas, pero el kiosquero al ver mi actitud y a un tipo que se paró en su puerta, dudó en vendermelas, pensando que tal vez ese tipo y yo, quisieramos robarle. Al final compré solo algunas y volví seguida de cerca por mi custodia.

Le dicté los nº de tarjetas al tipo al teléfono y me pidió las cortara en pedazos y tirara por el inodoro. Yo obedecí cegada por el miedo. Pero me seguían pidiendo más. Así que hice la misma operación otra vez .... aproveché y compré una para mi celular....pero de regreso a casa el tipo del auto desapareció. Volví a dictar los nº pero luego de cortar las tarjetas no las tiré. Parecía que nada los conformaban y pedían ahora dinero en efectivo....yo lloraba sin consuelo.

Entonces mi teléfono celular se sintió sonar en el baño, donde un rato antes lo había dejado. Con el pretexto de tirar al inodoro las tarjetas cortadas, fui y atendí la llamada. Era mi esposo. Estaba preocupado porque nuestro teléfono fijo daba ocupado siempre. Primero él pensó que yo hablaba con alguna de mis amigas, y como sabe que hablo largo rato ni le extrañó....pero ya habían pasado más de una hora.....entonces se dijo: "mejor la llamo al celular porque seguramente se rompió el teléfono de línea".

Yo solo pregunté entre sollosos si estaba bien y le supliqué que cortara la llamada, que me llamara en unos minutos. Así que volví al teléfono de mi habitación y corté la comunicación con el supuesto secuestrador. Luego llamó nuevamente mi esposo y como pude entre lágimas y gritos le conté lo que pasaba.

Él preocupado por la situación dejó las compras y salió a toda velocidad hacia nuestra casa. Mientrás el teléfono no dejaba de sonar.
Ya estando él con nosotras, se ocupó de atender la llamada. Ahora era una llamada por cobrar desde un penitenciaria . El tipo pedía que lo pasaran conmigo. Mi esposo se hacía pasar por mi hermano. Le decían a mi supuesto hermano que si yo no atendía me mandarían a mi esposo en pedacitos....a lo que mi supuesto hermano contestó: "Matalo si querés, con lo que ese hijo de puta hizo sufrir a mi hermana." Yo al escuchar la sangre fría de mi esposo no sabía si llorar o reir. El teléfono sonó otras veces, hasta que desistieron por cansancio. Seguro descubrieron que su mentira había sido descubierta.

Charlando con otras personas supe de muchos casos como el mío....algunos más simples....otros con complices afuera......todo un accionar desde las cárceles....hasta fue tal la ola de casos en Capital Federal que salió por la tele.

Yo no hice la denuncia.
¿Por qué?
Es una historia para otro momento.