miércoles, febrero 23, 2005

Cosas de mi padre.

Hoy les quiero regalar esta Décima que suele decir mi padre. Fue compuesta por su padre o por un amigo de su padre, eso no lo puedo precisar bien.

La verdad es que cuando se ponía contar cosas de su infancia y su juventud, yo me ponía algodón en los oídos, porque era insoportable escuchar una y otra vez las mismas historias..... y para colmo menciona con lujo de detalles todos los nombres y lugares como si la persona que lo escucha los conociera igual que él.

Igual hoy quisiera decirle: "....Papi cuanto te extraño. Cuanta razón tienes. Ahora con los años y en la distancia, extraño las cosas más sencillas y tradicionales de mi tierra....te quiero mucho."

Disfrútenla...es una décima sin título. Yo la bauticé Trabuco.


Vamos al monte Trabuco,
a buscar una Jutía.
Me dijo que no podía
porque había mucho bejuco.
Anda, yo te busco
un monte claro y no espeso.
Yo no lo digo por eso,
yo sé lo que a mí me pasa,
que tú te comes la masa
y a mi me tiras el hueso.


p.d:
Nada bobo Trabuco, para qué correr y trabajar tanto, si la tajada gorda se la lleva el dueño. jajaja.

Jutía
y

Trabuco

No hay comentarios.: