miércoles, julio 27, 2005

"Roberticas Paisanadas"


Hace quince días fui invitada a un cumpleaños donde no conocía ni al Loro.

Luego de saludar al homenajeado, saludo a su madre, que al notar mi acento diferente me pregunta: "¿De dónde sos?". Respondo:"de Cuba". De inmediato me agarró de un brazo y me llevó a un comedor lleno de personas y dijo jovialmente: " ...a que no saben lo que les traje....les presento una cubana". Yo me tape la cara de la vergüenza, me sentí como León de Circo. No entiendo como pueden sentirse los otros, pero a mí me enferma ser el foco de atención.

De repente desde la punta de la mesa levanta la cara un mulato, que yo no había visto antes. Me dicen todos "... él también es cubano".

Vaya, que suerte la mía -pensé- al menos alguien con quien conversar.

Al cubano no le hizo la misma gracia. Su saludo fue: "Hola, ¿a qué te dedicas? Yo soy médico..".
La cara que puso no se las puedo describir , cuando le dije: "yo también".
Pobre Robertico, hasta ese momento él era el centro de la fiesta y llegó la competencia!!!!

Me sentaron a su lado. Todos preguntaban a la vez... y querían escuchar los puntos de vista de los dos.
Por cierto, no sé si se molestó con mi llegada o siempre es así de resentido.
Me impactó escucharlo decir que no le interesa nada de lo que pase con Cuba.
En seguida alguien dijo: ¿No te queda familia allá?.....dijo que sí, pero que ellos no quieren viajar a la Argentina y él no puede ir.

Entonces al escuchar que yo conozco otros cubanos residentes acá, vociferó:"....yo no conozco ninguno, ni quiero, ni me interesa relacionarme con ningún cubano..." Mi respuesta fue: "...perdón...". Al ver la cara de los otros invitados se disculpó,
" Mira no lo dije por ti".

Luego un montón de expresiones resentidas:
"...yo me vine, pero vivía bien allá, no era cualquier medicucho, trabajaba de médico para los turistas de Cayo largo, me pasaba el día buceando "....( a mí qué me importa)
"....yo soy el único cubano que toma mate".....(mentira, yo también tomo mate).
"...nadie nota que soy cubano, ya perdí el acento"....( yo a mucha honra lo conservo y me encanta que se me note que soy cubana, además querido, sino quieres que se note has que te tiñan de blanco).
"...A mí me tienen podrido los pacientes, no aguanto más a la gente"....( mijito se te nota, no hacía falta que lo dijeras, se cae de maduro, quién quiere un médico así).
"....estoy consiguiendo un trabajo en un Crucero, prefiero el agua antes que la tierra"....( por mí ahógate si quieres).

Una llamada telefónica hizo que se pusiera su saco a las apuradas y que se despidiera así no más....sus palabras para mí fueron: "le dije a fulanito que te dé mi número de teléfono si tú se lo pides" ....y salió por la puerta como "alma que se la lleva el diablo".

Mi pensamiento fue, que si él hubiera estado interesado en que yo lo contactara el mismo me hubiera dado su número telefónico. Pero así son las cosas con esta clase de paisanos. Por suerte la mayoría no es igual. Por lo menos eso creo yo!!!

No hay comentarios.: