lunes, noviembre 28, 2005

Chilecito.

Al otro día partimos rumbo a Chilecito. Una ciudad riojana de donde es realmente la familia de mi pareja.

Ya por el camino se veía pura cordillera y de cerquita. Era un verdadero sueño.

Chilecito resultó ser un lugar encantador, hermoso. En lo particular a mí me gustó más que Rioja Capital... y se podía respirar. Lo disfruté mucho y comí como cerda.

Nos dio tiempo recorrer los alrededores y hasta me traje de recuerdo una pierna toda machucada. Me hice la escaladora y me caí. No imaginan como reían los sobrinitos de mi pareja. Ellos nacieron ahí y son unos indios. Suben esas sierras como cabritos y yo al poco rato estaba más muerta que viva.