martes, noviembre 29, 2005

Me absolverá!

Lo único que siento en mi visita a la Rioja, es que un miembro de la familia enfermara con una colecistitis aguda obstructiva y terminara en el quirófano.

Llevaba ya varios días enfermo, diagnosticado y medicado por gastritis.
En la Rioja estuvo internado la mañana luego de la entrega de diploma, con igual diagnóstico y medicado para ello.

Al llegar a Chilecito terminé siendo enfermera de guardia. Yo le había advertido a mi cuñado que tenía un íleo paralítico y que tanto calmante inyectable podía enmascarar un cuadro quirúrgico, pero yo no podía hacer nada.

No tenía conmigo ni un estetoscopio y estoy predispuesta a atender porque mientras no revalide mi título, eso es ejercicio ilegal de la medicina. Además era la primera vez que los veía y con la familia nunca se sabe como quedar bien.

Mi cuñado médico estuvo de guardia y luego ocupado con más fiestas, hasta que vino a verlo y quedó como un héroe. Hizo todo lo que tenía que hacer como buen galeno, ...y él si desponía de todos los medios y recursos para su internación y traslado.

A pesar de eso a mi me disgustó que no se me tomara en cuenta y luego me hicieran sentir culpable de todo. No se si sucedió todo por despistado que fué o lo hizo a propósito. Fue igual para mí, que me sentí herida en mi orgullo. Ni las gracias me dieron por mi preocupación.

Pero a veces la vida es así y es como me dice alguien a quien le conté el particular: "No te preocupes, si Fidel Castro dijo:....La historia me absolverá.... y sigue ahí, a ti la historia te absolverá doblemente...primero por aguantar tanto al barbudo ...y luego por lo demás"